banner1

Nuestra comarca cuenta con una situación privilegiada en el centro de Andalucía, entre las Sierras Subbéticas y el Valle del Guadalquivir, al suroeste de la provincia de Córdoba. Sus principales accesos por carretera son:

  • Nacional 331 Córdoba-Málaga
  • Andalucía 423 Montoro-Puente Genil
  • Andalucía 340 Lucena-Estepa
  • Andalucía 386 Écija-La Rambla

Los accesos por ferrocarril son los siguientes:

  • Línea Córdoba-Málaga, con paradas principales en los municipios de Montilla y Puente Genil, donde se pueden tomar trenes TALGO, que utilizan la línea de Alta Velocidad.

El Relieve

Paisaje1La superficie total de la comarca es de 1.101 km2 y se sitúa al Sur-Oeste de la provincia de Córdoba, caracterizándose por un relieve suave, configurado durante el periodo Terciario y de lenta sedimentación, que va a posibilitar la existencia de suelos aptos para el cultivo.

El relieve viene caracterizado por un paisaje ondulado más suave hacia el norte en la medida que la pendiente cae hacia el Valle del  Gudalquivir, y más abrupto hacia el sur, en la proximidad de las Sierras Subbéticas. La pendiente media se sitúa entre el  3% y el 7%, y la altitud media sobre el nivel del mar es de 325 metros. En el paisaje destacan Cerro  Macho, en la Sierra de Montilla, con 696 metros de altitud; Cerro de la Torre, con 489 metros, situado en el término de Aguilar  de la Frontera; y Peña Rubia, con 510 metros, en el término de Puente Genil.

El carácter suave de las ondulaciones del terreno y la puesta en cultivo de la totalidad del territorio, otorgan al paisaje un carácter sereno que, lejos de ser monótono, presenta la riqueza cromática de una campiña de variados cultivos y de pueblos encumbrados en "cerros testigo", erigiéndose en pueblos fortaleza.

Clima

El clima de esta comarca es el Clima Mediterráneo Continental, caracterizado por inviernos fríos y veranos cauroso. Las temperaturas presentan un gradiente fuerte que va desde los 0º grados en invierno, aunque se registran en ocasiones temperaturas inferiores con fuertes heladas, a los 40º de verano. El régimen de precipitaciones se sitúa en torno a los 400 mm anuales, que se reparten de forma irregular, con lluvias torrenciales entre largos periodos secos. Por el carácter mediterráneo, la humedad ambiental sufre fuertes altibajos predominando los periodos secos.

riogenilHidrografía

Por su situación entre el relieve vino de las Subbética y el  Guadalquivir, la zona es un drenaje surcada por numerosos arroyos, algunos de ellos de régimen permanente. Pueden distinguirse dos vertientes: al suroeste, el río Genil, que discurre por el sur y el oeste, recogiendo las aguas del río Cabra y arroyo del Salado. Es el río  Cabra, de unos 60 km. de recorrido, el que atraviesa la comarca de Este a Oeste: sus principales afluentes, dentro de la comarca, son los arroyos de  Riofrío, Benavente y  Jogina. Más al nore, el arroyo del Salado drena la campiña de  Santaella, La Rambla y San Sebastián de los Ballesteros, destacando, por el noroeste, el arroyo  Ventogil.

Por otra parte, debido a las características geomorfológicas de la zona, existen numerosos acuíferos que propician el desarrollo de fuentes y lagunas como las de Zóñar, Rincón, Tíscar, Donadío o Jarata.

Medioambiente  

El espacio geográfico de la Campiña Sur ofrece importantes atractivos por su peculiaridad edafológica, que la convierte en uno de los enclaves de mayor interés en el campo de la biodiversidad ambiental, la variedad y riqueza de sus cultivos y el conjunto de Espacios Naturales Protegidos, el que se incluye la mayor parte de las Reservas Naturales de las  Zonas Húmedas del Sur de Córdoba.

El interés paisajístico se constituye en uno de los principales focos de atención de la comarca. Los olivares, las fértiles tierras cerealistas, la verde alfombra de los viñedos salpicados de pueblos blancos, las pequeñas lomas de la Sierra de Montilla y los viejos lagares de Moriles, constituyen un patrimonio natural integrado en la identidad medular de la provincia cordobesa. Los recursos hidrológicos se centran, fundamentalmente, en las lagunas y en las cuencas del  Genil y el Guadajoz, de las que son tributarios afluentes y arroyos que están siendo preservados mediante el equipamiento de infraestructuras de uso público que pretenden salvar los valores ecológicos que atesoran.

Vendimia1La diversidad de suelos y de cultivos, así como la existencia de microclimas, condiciona una biodiversidad que garantiza la estabilidad natural y permite ofrecer una amplia panorámica de espacios varioados y enclaves de notables características de gran riqueza medioambiental. En trayectos muy cortos, puden observarse tipos de suelos de muy diversa estructura que condicionan el paisaje. Suelos arenosos, calizos, francoarenosos y margas, entre otros, son el referente de esta amplitud que caracteriza la riqueza de la comarca. Existen puntos estratégicos donde la flora y la fauna presentan una amplia gama de especies autóctonas perfectamente conservadas.

Tanto las reservas naturales, como otros parajes de interés ecológico, se encuentran perfectamente conservados, gracias a actuaciones de la administración autonómica y al apoyo de otros colectivos implantadosen la zona. Prueba de ello es la existencia de Centros de  Visitantes, Observatorios, Puntos de Indicación e Información,  Zonas Recreativas y Aulas de la Naturaleza. A nivel municipal, los distintos ayuntamientos vienen realizando actuaciones dirigidas al control de las aguas residuales y de las aguas en cursos naturales, control de erosión, maleza y mantenimiento y adecuación de fuentes públicas fuera del casco urbano, repoblación y vigilancia forestal, y otras acciones encaminadas a la protección del medio ambiente que dan como resultado una mejora sustancial del patrimonio natural de la Campiña  Sur. 

Las Zonas Húmedas del  Sur de Córdoba, protegidas como Reservas Naturales, conforman el Patrimonio Natural más representativo de la comarca, con lagunas permanentes o estacionales que albergan colonias de aves migratorias y de faunas estables de gran valor, junto con una flora diversificada y adaptada a estos microclimas peculiares. Las lagunas de Zóñar y Rincón, en el término municipal de Aguilar de la Frontera, y Tíscar, en Puente Genil, se encuentran perfectamente preservadas, tanto en el cinturón perilagunar como en la propia acumulación acuífera, cuya importancia es decisiva para la conservación de especies y, en particular, del pato malvasía, que se constituye en el elemento diferencial más emblemático de la comarca cordobesa.

LagunazonarCercanos a estas lagunas, se encuentran los Parajes Naturales de los embalses de Cordobilla y Malpasillo, que completan el interés de la zona para la observación de aves acuáticas, como el ánade real, la focha, la cigüña común, el somormujo, el pato colorado y, ocasionalmente, el flamenco al ánsar común.

La Laguna de Zóñar es la más importante y conocida por su esencial valor medioambiental. Se trata de una zona húmeda permanente, de agua ligeramente salobre, constituida por un vaso central y dos lagunas adyacentes co vegetación acuática. El cinturón de vegetación está formado por carrizos y espadañas y, en sus proximidades crecen juncos y tarays. Todo el área se encuentra rodeada por cultivos de secano, por lo que la importancia de las aguas subterráneas y de las procedentes de las lluvias que nutren la laguna es un factor fundamental para la subsistencia de la agricultura de la zona.