banner1

Montilla es poseedora de una larga tradición de cultura gastronómica. Los célebres vinos y el aceite de oliva de la localidad son dos excelentes puntos de apoyo de su gastronomía. Algunas de los platos de sabor y aroma a la cocina montillana son las alcachofas a la montillana, los callos, los riñones al montilla, las patatas con carne y las alcachofas y bacalao con patatas.

Entre sus especialidades en repostería hay que destacar la realizadas en el Convento de Santa Clara, tales como roscos de yema, suspiros las sultanas o magdalenas.

Entre los productos de confitería más tradicionales destacan los alfajores de almendra, el pastelón de hoja, los polvos de almendra, la torta regada u hojaldres.

Son numerosas las recetas tradicionales que se conservan en la actualidad, de elaboración casera, según época del año:

Para la vendimia: gachas de mosto y arrope

En los santos: gachas con coscurrones

En Semana Santa: pestiños y borrachuelos

Por La Aurora: arroz con castañas

En otoño: carne de membrillo

En Navidad: tortillas de manteca, gajorros, flores o delicados

Y en cualquier situación: sopaipas, torrijas o arroz con leche

Se ha de destacar también la organización en determinada época de la Ruta de la Tapa, en base a productos y platos tradicionales, fomentando así la cultura y gastronomía más autóctona.